Diferentes tipos de carreras y maratones

Hay varios tipos de carreras, pero muchas veces la gente los confunde.

 correr una maraton correr una 10k correr una 5k entrenamiento

El despiste más habitual es hablar de "maratones" de 10 kilómetros, cuando en realidad se trata de la cuarta parte de la distancia que corre un maratonista.

La maratón es la carrera por excelencia, y también la más exigente de todas.

Aquí repasamos las características de las carreras y sus diferentes modalidades, que con los años han sido adaptadas para que cada vez más gente pueda sumarse a este fascinante deporte.

 

Carreras

No sólo de carreras de fondo está hecho el mundo. Aquellos que disfrutan de salir a correr, tienen la posibilidad de competir cada día en más eventos, los cuales no sólo han aumentado su periodicidad, sino también su heterogeneidad; es decir, no es un mundo reservado para atletas de élite con sponsor y que viven de ello. El oficinista que disfruta de correr y lo hace dos o tres veces por semana, también puede competir.

Hay carreras de todo tipo, desde las más conocidas como las carreras de 10 kilómetros y los maratones, hasta medio maratón, ocho kilómetros, cinco kilómetros, etcétera. En todas ellas pueden competir profesionales con el fin de mantenerse en forma, romper récords nacionales, etcétera.




Pero la enorme mayoría de los competidores de las carreras más cortas son personas comunes que lo que persiguen es romper récords personales. Como todo ejercicio, hay que tomarlo con seriedad, lamentablemente no son pocos los casos de personas que han tenido graves complicaciones de salud al querer correr cinco kilómetros en una carrera sin haber corrido en un año.

Entrenar para cualquiera de las carreras a las que nos podamos anotar es muy importante. Hay quienes recomiendan entrenar de a grupos para así sentirse más motivados y no abandonar. Algunas marcas de zapatillas ofrecen la posibilidad de analizar el tipo de pisada de cada usuario con el fin de encontrar el mejor zapato posible. Un zapato incómodo redundará en ampollas, lesiones y posteriormente, el abandono del deporte.

Si eres amateur y te interesa correr carreras, puedes ponerte en contacto con instituciones de su país de corredores para que le mantengan al tanto de las diferentes opciones que se van desarrollando a lo largo del año. Muchas veces alguna institución muy pequeña organiza una carrera pero carece de los medios de difusión necesarios. Adelántate y no te vayas a perder ni una oportunidad.

Afortunadamente muchas empresas están realizando carreras benéficas, lo cual tiene un sinfín de beneficios. No sólo se apunta a una mejor calidad de vida de la gente a través del deporte, sino que además alguna institución o sector de la sociedad menos afortunado recibirá ayuda de algún tipo.



Maratones

Los maratones son una prueba atlética de resistencia en la que se deben correr 42.195 metros. En los Juegos Olímpicos está desde 1986 en la categoría masculina y desde 1984 en la categoría femenina. En su origen la carrera era de 40 kilómetros exactos, pero en los Juegos Olímpicos de Londres de 1908, la reina estableció esa distancia como la oficial, ya que es la que separa la ciudad de Windsor con el estadio White City en Londres. Los últimos metros fueron necesarios para que el final de la carrera fuera frente al palco presidencial.



El record mundial en maratones para hombres se rompió el 18 de abril de 2011 en Boston: Geoffrey Mutai de Kenya corrió la distancia completa en dos horas, tres minutos y dos segundos. En mujeres, el record tiene algunos años, ya que el 13 de abril de 2003, en el maratón de Londres, Paula Radcliffe, del Reino Unido, logró un tiempo total de dos horas, quince minutos y veinticinco segundos.

Correr maratones obviamente no es para cualquiera, se necesita un entrenamiento muy fuerte ya que es una carrera absolutamente desgastante para el cuerpo. Hay quienes llegan a perder hasta dos kilos durante la carrera. No pruebes nada nuevo el día de la carrera. Si has tenido una rutina que te ha servido para llegar a la largada bien entrenado, no la cambies. La ropa, el calzado y el ritmo deben ser los mismos a los que tu cuerpo está acostumbrado.

Las maratones necesitan de una estrategia, ya que pasarás por diversas superficies e inclinaciones. Es muy difícil encontrar 42 kilómetros llanos, por ello trata de estudiar con antelación las colinas, los puentes, las bajadas, es decir, cualquier elemento que necesite más esfuerzo o menos, para así aprovecharlos mejor. Establecerse metas medias e ir controlando el tiempo cada 10 kilómetros por ejemplo, ayuda a sentir un poco menos la distancia.

La hidratación es esencial, lo ideal sería tomar un cuarto litro de líquido cada veinte minutos corriendo. Las bebidas energizantes son muy buenas para reponer sales y nutrientes. Hay que aprovechar todos los puestos de hidratación, aunque sea para refrescarse la cabeza. Usar gel de glucosa para mantener el nivel de azúcar en la sangre es recomendable también.  

En cuanto a maratones, la más popular del mundo es la de Nueva York, donde unas sesenta mil personas la corren cada año.



Carreras 10K

Desde hace varios años que las carreras de 10 kilómetros están ganando adeptos. Al principio fueron marcas de zapatillas deportivas quienes las auspiciaban, pero con el correr del tiempo todo tipo de empresa comenzó a realizarlas. Son una prueba con gran demanda ya que para los corredores profesionales es una distancia ideal para mantenerse en forma mientras que para los amateurs es un reto para probar su resistencia.



Muchos son los corredores que se acercan al mundo de las largas distancias a partir de una carrera de 10 kilómetros. Es importante tener en cuenta ciertos factores antes de lanzarse a correr. Por ejemplo el uso de ropa y zapatillas adecuadas, no se deben estrenar jamás zapatos nuevos en una carrera larga, ya que las posibilidades de lesión serán muy importantes. Las zapatillas necesitan de un ablande previo a una carrera.

Por más que algunos piensen que una carrera de 10 kilómetros no presente grandes dificultades, es importante que todos los corredores se hidraten correctamente. Incluso es recomendable que la hidratación comience varios días antes del evento y que durante la carrera se aprovechen todas las oportunidades de hidratarse. Es un error grave y común esperar a tener sed para tomar agua, ya que el cuerpo hace rato que se encuentra deshidratado.  

Otro error común en las carreras de 10 kilómetros, especialmente de los nuevos corredores, es contagiarse del paso de los demás y comenzar a correr como loco. Saber regular el esfuerzo y la energía es gran parte del éxito de una carrera. Una buena táctica es correr la primera mitad a un paso más lento que la segunda. De esta forma la mente se sentirá mejor y contagiará al cuerpo cuando en los últimos tramos comencemos a pasar corredores.

Si no eres un corredor profesional, y por lo tanto no llevas adelante un entrenamiento y dieta adecuadas, es importante de todas formas que varios días antes de la carrera de 10 kilómetros comiences a alimentarte bien. Los carbohidratos deben aumentar su porcentaje en tu dieta. La pasta, las papas, la fruta y el pan son buena fuente de carbohidratos. ES importante no confundir aumentar los carbohidratos con aumentar las calorías. Debes comer la misma cantidad, pero otros alimentos.

La mejor carrera de 10 kilómetros del mundo, según los especialistas, es la que se corre en el Puente Teodoro Moscoco en Puerto Rico.